Y todo por pensar en ti…


Estar contigo, verte, abrazarte…

Algo que teníamos pendiente, el vernos y poder estar juntos, y que por fin se ha cumplido.

Tanto tiempo de esperas, de conversaciones.

Todo ese tiempo ha merecido la pena, cada segundo.

Piensa que todo lo malo pasa, que no hay nada que dure lo suficiente como para hacer un daño irreparable, y que las cosas buenas siempre están ahí.

Siempre que estés triste acuérdate de mi, piensa en nosotros, piensa en tu risa, piensa en las tonterías que digo y hago, recuerda todo lo que no ha hecho como somos, que tengamos lo que tenemos y que tendremos…

Eres alguien muy especial…