Reflexiones de Arguiñano…


El matrimonio es un cruz que pesa tanto que a veces se lleva entre tres…

¡Pero que grande eres jodio!