Besare el suelo


Besare el suelo
Contra más bella es la vida
más feroces sus zarpazos
contra mas frutos consigo,
más cerca estoy de perder.

Por una caricia tuya
toco el cielo con las manos
pero se que si te marchas
besaré el suelo otra vez.

Grita el mundo, rompe el aire
hasta que muera tu voz,
que el amor es un misterio
y que importa sólo a dos
correremos por las calles
gritaremos tu y yo,
que el amor es un misterio y que importa sólo a dos.

Más no quiero causar pena
sólo por mi condición de mujer rota en esencia
y herida en el corazón
no habrá un hombre en este mundo

que me vuelva a hacer caer
pero se que si se marcha
besaré el suelo otra vez.

El aire sabe a veneno.

Voy a quemar para siempre en la hoguera del tiempo
lo que tú y yo pasamos y el mal que te he hecho.
Voy a tirar sus cenizas y espero que un día
demos una oportunidad a tu vida y la mía.
Sin duda, el destino a querido ponernos a prueba.
Puede que un día la vida nos dé una respuesta.

El aire sabe a veneno
si no son tus labios
los que besan los míos.
Te quiero a mi lado.

Si mi música vive, yo vivo con ella.
Si mi música muere, mi vida se estrella.
Soy un hombre difícil, pero así son las cosas.
Soy cruel, soy un ángel, pero te vuelvo loca.
Sin duda, nuestro amor siempre ha sido tormenta en las venas.
Puede que un día la vida nos dé una sorpresa.

El aire sabe a veneno
si no son tus labios
los que besan los míos.
Te quiero a mi lado.

Sin duda, el destino a querido ponernos a prueba.
Nuestro amor siempre ha sido tormenta en las venas.

El aire sabe a veneno
si no son tus labios
los que besan los míos.
Te quiero a mi lado.

Revolver.

 

Dos grandes canciones, y que explican a la perfección como me encuentro ahora mismo… es decir, solitario, jodido y recordando los tiempos que pudieron ser y no fueron, y los que pueden ser y no serán.

¿Quien me iba a decir a mi que estaría así? Bueno vale, cualquiera que me conozca sabe que soy así, que me rallo cuando quiero a alguien y no puedo tenerlo, cuando es imposible que pueda haber algo entre los dos, o cuando me han jodido y partido el corazón. Vale, tenéis razón, es culpa mía, pero no puedo evitarlo.
Pienso en los ratos que podría pasar, en el cariño que puedo dar y que se desvanece, en el cariño y devoción que dí y que tiraron a la basura. Siempre pensé que no soy tipo para ligar en fiestas, y contra más pasa el tiempo mayor confirmación tengo. Ahora encima las fiestas las tengo que pensar un día antes como mínimo, y eso hace mella, pierden la frescura del "y ahora que hacemos" y aunque parezca que no, te crecen unas esperanzas que luego te defraudan o no son lo que habías imaginado. Y eso termina de hundirte en el fango de tu propia mediocridad.

Menos mal que aun me queda mi alegría, mi pequeño, una sola sonrisa tuya puede iluminar el día más oscuro. Espero poder ser el padre que te mereces, y que seas lo que siempre desees ser.